Estigmas sociales

Olga Puertas, candidata a la alcaldía de Ciudadanos, a las puertas de Can Massallera // Elisenda Colell

Olga Puertas (C’s)

No hablaré de las peripecias del Vilaboi de 1936: con su moneda propia y de las graves disensiones entre la izquierda y ultra izquierda por mantener la auto venta de los payeses. Son temas pendientes de memoria histórica para un historiador habilitado.

Todo aquello pasó, tras- los 40 años dictatoriales-, llegó la democracia y los 40 años socialistas con apoyos puntales, de IU, CDC y ERC. Ahora seguimos la misma fórmula con IU.  Quisiera exponer por escrito lo que el propio Ayto, describe en su informe “Cap(a)ciutat 2016-2020″ sobre los males sociales de nuestra ciudad. Sobrecoge:

-Un 12,4% de los hogares tienen un déficit proteínico grave. Tal vez la Fundación Gassol nos ayude a paliar la desnutrición infantil.

-Un 10,37% de ex alumnos que no llegaron al último curso de la ESO o equivalentes

-Sólo el 4% de los alumnos de FP siguen en esta modalidad.

-La tasa de paro está en un 11,33%, la juvenil un 50%.

-Tenemos un nivel de renta media inferior a los municipios colindantes y del área metropolitana.

-Está reconocida un 15,2% de pobreza cronificada por especialistas.

-Los que no pueden pagar: agua, luz, gas, ni impuestos crecen cada año.

Es una ciudad con 82 mil habs., tal vez con 5 mil sin censar, pero cada año el padrón pierde 3 mil y gana 3 mil. Estable. El informe reconoce que los que disponen de alta formación se nos van.

-Parque de viviendas envejecido y sin cumplir normas bioclimáticas.

Malas comunicaciones, oferta cultural inexistente y tasas de abandono y fracaso escolar superiores a lo que es la media catalana.

Problemas de invisibilidad en el mapa metropolitano con dos asuntos propios:

La desconexión de barrios y los 100 mil m2 de cuartel que los militares nos quieren permutar.

Pasan ministros-as, el PSOE y el PP pero los problemas siguen irresolubles: frases ambiguas, fotos, paellas y hasta mentiras. La C-245 y el cuartel siguen sin resolverse, tras décadas de gestos y frases para ganar elecciones.

¿Vd. despreciaría las ayudas o las mínimas críticas para enderezar el rumbo? ¿se encerraría en las falsas certezas y los blindajes de los apoyos interesados?

El actual equipo tiene la piel fina y a los aportes y correctivos municipalistas de la oposición- mal recibidos- pone sordina:

1-Sea con el programa de ayuda municipal al S. Miguelito sandinista en la revuelta civil de Nicaragua.

2- El potenciar las líneas de FP sanitaria dual para nuestras instalaciones hospitalarias. (3500 empleos)

También en el desarrollo ecológico y energético (pocos KW verdes) y en la ineficacia de CORESSA para mantener el espacio público limpio.

Son muchos años con el mismo patrón: subvención, propaganda y una pesada tecnoburocracia que devora presupuestos sin provecho ulterior.

S. Vicens va a Estonia a exhibir méritos digitales; Viladecans esta cableado de fibra óptica; muy pronto no el Prat que ya va destacado, sino S. Climent o Sta Coloma Cervelló, tan pequeños nos marcarán el camino de las Reformas, tan necesarias. Si renovamos el aire viciado municipal tras 40 años socialistas, habrá sorpresas.

Recomanacions personalitzades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *